Hace unos días hablábamos del resurgir de la moda de los años 70.

Hoy encumbramos el exceso y el brillo característico de la década posterior.

Los 80 resurgen de sus cenizas y vuelven con mucha fuerza

Lo hemos visto en pasarela y en los puntos claves, donde el Street style cobra su significado más absoluto.

Muchos diseñadores han rendido homenaje en sus últimas colecciones a esta etapa.

La prenda estrella, de la que nadie ha querido prescindir a la hora de hacer un guiño a la moda ochentera, es el minivestido.

Las fiestas se convirtieron en la excusa perfecta para adoptar una estética festiva que clamaba al cielo las ansias de festejar sin límites.

Los brillos, lentejuelas, colores llamativos, complementos enormes y las hombreras, hicieron de bandera de esta época.

El minivestido es una de las prendas más sensuales a lo largo de la historia de la moda.

Como no podría haber sido de otro modo el vestido mini ochentero no ha caído en el olvido.

Esta pieza ha resurgido cual ave fénix y va ser tendencia esta nueva temporada.

Los tejidos utilizados para la confección de estos minivestidos han sido el denim, el cuero y el lúrex.

Entre las propuestas de los diseñadores destacamos la versión de Alvarno.

Una versión con detalles coloridos laterales y falda asimétrica.Los 80 resurgen de sus cenizas y vuelven con mucha fuerza

No podemos dejar de mencionar la apuesta de Dsquared, de estampado felino y con volúmenes en los hombros.

Los 80 resurgen de sus cenizas y vuelven con mucha fuerza

Balenciaga y Saint Laurent By Anthony Vaccarello han hecho sus versiones asimétricas y metalizadas.

Los 80 resurgen de sus cenizas y vuelven con mucha fuerza

Milagros Coromoto